En el marco del ciclo "Piazzola en el Museo", el sexteto multipremiado en el mundo brilló con algunas de las versiones más reconocidas del afamado compositor, en un emocionante concierto de jazz y tango en el Área Tres del Complejo Museográfico.

Pasadas las 20:30 horas comenzó a ingresar el público en el parque transformado con un escenario de lujo. La noche, que por momentos parecía amenazar con lluvia, permitió disfrutar de un espectáculo sin precedentes de jazz y tango. Con todos expectantes, Escalandrum entró a escena y el show comenzó con un gran aplauso. El líder de la banda, Daniel “Pipi” Piazzolla agradeció la cálida bienvenida y la invitación y empezaron a tocar “Primavera Porteña”.

Lo que siguió fue un repaso inigualable por su trabajo ganador del Gardel de Oro en el 2012, “Piazzolla plays Piazzolla” en el cuál se destacaron “Libertango” y “Tanguedia”. El momento más esperado fue, sin dudas, la versión de “Adiós Nonino” que tuvo solos de piano y saxo.

Los presentes ovacionaron de pie a los músicos en “un encuentro donde se respiró historia y música de forma inigualable y ojalá sea el primero de muchos”, destacaron desde el entorno de los artistas.

Compartir

Comentarios