El ex delantero del "Lujanero" emitió un amplio comunicado en su cuenta de Facebook detallando algunos motivos y cuestiones que derivaron en la decisión de la dirigencia de apartarlo del plantel profesional. El oriundo de Orense recalcó que "efectivamente hubo una enérgica discusión con el DT y quiero aclarar que estoy muy tranquilo de haber actuado como lo hice, ya que al sentirme gravemente acusado y agraviado por parte del técnico, me defendí delante de gente que estaba presenciando la discusión".

COMUNICADO COMPLETO DE ANDRÉS GUZMÁN

 

Seguramente muchos se habrán enterado de la noticia difundida por varios medios respecto de mi desvinculación del Club Luján.

Si bien el Club emitió un breve comunicado en redes sociales, me siento en la obligación de aclarar algunas cuestiones.

Sin entrar en detalles, sólo quiero mencionar que efectivamente hubo una enérgica discusión con el DT, por cuestiones extrafutbolísticas. Simplemente quiero aclarar que estoy muy tranquilo de haber actuado como lo hice, ya que al sentirme gravemente acusado y agraviado por parte del técnico, me defendí delante de gente que estaba presenciando la discusión.

Sin dudas, no era el lugar ni el contexto, pero al cuestionarme como persona y no como jugador, no pude evitar reaccionar ante las mentiras y falsas acusaciones hacia mi persona. Probablemente, de haberlo charlado en privado, hubiese pasado como un hecho poco significativo.

En mi trayectoria como profesional, de más de 11 años pasando por casi todas las categorías de la AFA, jamás discutí con ningún entrenador por ponerme de titular, por llevarme al banco o no citarme. Nada de lo sucedido tiene que ver con temas futbolísticos.

Como es de público conocimiento, la dirigencia ha decidido que sea yo quien deje de pertenecer a la institución, decisión que no comparto pero que respeto. Entiendo que los dirigentes lo hicieron asumiendo que es lo mejor para el Club.

Lamentablemente hoy dejo de ser parte de este proyecto que con mucho entusiasmo y profesionalismo encaré desde el primer día, sintiendo una profunda desilusión y tristeza.

Sinceramente, espero que esta situación no perjudique a mis compañeros ni los desvíe del objetivo que trazamos al inicio del torneo con el “Gallego” Oscar Mena. Deseo de corazón, por el plantel y por mucha gente que aprecio, que se pueda lograr el objetivo de entrar al Reducido y alcanzar el ansiado ascenso.

Decidí escribir estas líneas para poner en contexto lo sucedido, ya que el Club sólo emitió un escueto mensaje por redes sociales.

Más allá de tratarse de mi trabajo y de sentir una tremenda desilusión e injusticia por la decisión tomada por la dirigencia, lo que más me importa en este momento es que mi nombre no quede manchado.

Sé que puedo errar un gol debajo del arco, errar un pase o perder una marca, pero nada me hará desviar de mis principios. Siempre brindé todo como profesional y como persona de bien. Eso me deja muy tranquilo…

Me quedo con los mejores recuerdos de lo vivido en el Club, nada ni nadie va a borrar casi dos años maravillosos donde conocí buena gente y pase muy lindos momentos.

Por el momento sigo teniendo contrato vigente y, hasta que no me desvincule formalmente del Club, voy a seguir entrenando de la mejor manera, como profesional que soy, pensando en que en cualquier momento puede llegar la chance de volver a jugar.

Agradezco a toda la gente que me apoyó y me brindó su afecto a lo largo de mis días como jugador de Luján y, muy especialmente, a todos los que me escribieron y llamaron demostrando su disconformidad con lo recientemente ocurrido. Por fortuna, hace varios años estoy en el ambiente y la gente que me conoce no dudó en brindarme su apoyo, lo que me hace sentir muy tranquilo y respaldado.

Estoy muy agradecido especialmente con mis compañeros por el apoyo recibido. Realmente les deseo lo mejor, de corazón.

También agradezco a ex compañeros, ex directores técnicos y profes que tuve en el Club, como también a DTs y profes de otros clubes, dirigentes, hinchas y gente allegada al Club que me han demostrado su apoyo y cariño, lo que me da la tranquilidad de haber dejado una buena huella en mi paso por Luján. Para mi es la mejor recompensa…

La vida sigue y la pelota nunca deja de rodar. Dios mediante, seguramente tendré la posibilidad de continuar con mi carrera defendiendo ésta u otra camiseta, con mayores o menores logros, pero siempre dejando todo para superarme día a dia.

Confío que solo es un mal momento dentro de mi carrera, y que pronto estaré haciendo nuevamente lo que más me gusta: jugar al fútbol.

Compartir

Comentarios