Durante el fin de semana y en distintos puntos de la ciudad, se realizaron nuevamente los servicios denominados “Nocturnidad”. Los mismos estuvieron dirigidos específicamente a la interceptación vehicular, al control de la documentación de los rodados y de sus respectivos ocupantes, como así también a la práctica de diferentes test de alcoholemia.

Los dispositivos fueron implementados en forma conjunta por la Secretaría de Seguridad (Patrulla Municipal), la Subsecretaría de Control Urbano (Dirección de Tránsito), Policía Local, Comisaría Luján Primera, el Comando de Patrullas y el Destacamento Policial de Seguridad Vial. Además, como sucede habitualmente, se contó con la colaboración de personal y medios pertenecientes a la Subsecretaría de Servicios y Obras Públicas.

Como resultado de los controles, constataron 16 infracciones por distintas transgresiones a la Ley Nacional de Tránsito, confeccionaron dos actas por test de alcoholemia positivos, retuvieron tres licencias de conducir y secuestraron 12 motos y un automóvil.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios