Miércoles 7 de Diciembre de 2022

  • 13.1º

28 de abril de 2022

El Municipio realiza trabajos para atender los daños causados por el temporal

En el marco del Plan de Contingencia, desde la madrugada de este miércoles el Municipio de Luján interviene en distintos puntos del distrito para atender los daños causados por el temporal de viento que azotó a la región.

“Fue fundamentalmente un temporal de viento que se desató con la llegada de un frente frío. Las ráfagas alcanzaron entre 60 y 80 kilómetros por hora y ocasionaron la caída de más de 30 árboles y postes de luz en distintos puntos del distrito, aunque la cifra todavía puede ser todavía mayor a medida que los vecinos van reportando distintas situaciones. La zona más afectada fue la localidad de Pueblo Nuevo, donde las ráfagas se sintieron con más fuerza. La lluvia caída es de 15 milímetros”, explicó el Director de Defensa Civil, Ignacio Mattarollo, en tanto destacó que “afortunadamente para los próximos días se espera buen tiempo”. 

 

 

La caída de postes de luz ocasionó problemas con el cableado aéreo de diversos servicios, en tanto que en el barrio Juan XXIII una vivienda sufrió la voladura del techo y sus ocupantes debieron ser momentáneamente evacuados. 


 

Asimismo, dos árboles de grandes dimensiones cayeron sobre viviendas de Pueblo Nuevo y Open Door. 


 

Desde horas de la madrugada, se dispuso un operativo que involucra la actuación de diversas áreas del Municipio -Secretaría de Seguridad, Secretaría de Obras Públicas y Dirección de Defensa Civil-, en conjunto con Bomberos Voluntarios y las fuerzas de seguridad -especialmente el Destacamento de Pueblo Nuevo-. 


 

Las denuncias de vecinos y vecinas se centralizaron a través del Centro Operativo de Monitoreo y el teléfono de emergencias 911.


 

En base a lo constatado, se dispuso personal municipal para el despeje de las calles obstruidas o con riesgo. Asimismo, se efectuaron trabajos de intervención para los diferentes cableados, en articulación con las empresas afectadas.


 

Las tareas continúan con el trozado de los árboles y ramas caídas, el arreglo de tendidos y postes para el pronto restablecimiento de los servicios que se vieron interrumpidos y la liberación de las calles obstruidas.


 

Cabe destacar que la tormenta no ocasionó desbordes de arroyos ni del río Luján, por lo que no hubo necesidad de evacuar a la población aledaña.

COMPARTIR:

Comentarios