Miércoles 7 de Diciembre de 2022

  • 13.1º

10 de junio de 2022

Los centros de salud de Luján cuentan con nuevos tensiómetros digitales

El Municipio de Luján entregó nuevos tensiómetros digitales a todos los centros de salud del distrito, con el objetivo de fortalecer los controles de Hipertensión Arterial (HTA).

Los nuevos tensiómetros digitales cuentan con una alarma de riesgo cardiovascular, con capacidad de medir la frecuencia cardíaca y detectar si hay alteraciones en el ritmo -facilitando la realización de estudios posteriores-.  


 

En el marco del Plan Provincial de Hipertensión Arterial y con el acompañamiento del Intendente Leonardo Boto, los aparatos fueron distribuidos a personal de los equipos sanitarios del distrito en un encuentro realizado en el Policlínico Municipal. Durante la jornada también se distribuyó material informativo y se brindó una breve capacitación.    


 

“Entregamos tensiómetros a personal de todos los centros de salud para favorecer la captación y el control de personas con hipertensión arterial. Son equipos de última tecnología que mejoran las condiciones de la toma de presión y facilitan la detección temprana y el control de enfermedades crónicas no transmisibles. Además, su tecnología simplificada permite que puedan ser utilizados por cualquier actor del sistema de salud”, valoró la Secretaria de Salud, Marian Girón.   


 

La entrega de los nuevos tensiómetros será acompañada por una jornada de concientización sobre la Hipertensión Arterial (HTA) y controles en la vía pública que se realizará el próximo lunes a partir de las 11 horas en la plaza Colón. 


 

Datos sobre la Hipertensión Arterial (HTA)


 

La Hipertensión Arterial (HTA) es el factor de riesgo cardiovascular más frecuente y afecta a 1 de cada 3 personas adultas. Se produce por el aumento, sostenido en el tiempo, de la fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias. Es una enfermedad que generalmente no da síntomas y, si no se diagnostica y no se trata, provoca frecuentemente complicaciones graves como el infarto de corazón, el accidente cerebrovascular o la necesidad de diálisis por daño renal.

 

La HTA es multifactorial porque está determinada e influenciada por muchos factores distintos: la herencia (padres o hermanos hipertensos), la edad (con el paso de los años la posibilidad de ser hipertenso aumenta mucho), la obesidad, el consumo excesivo de sal, el consumo excesivo de alcohol, fumar, el uso de prolongado de algunos medicamentos (corticoides, descongestivos nasales, analgésicos) y la falta de actividad física, son algunos de los factores que provocan HTA.


 

La única manera de detectar la HTA es mediante su medición con un tensiómetro y en condiciones adecuadas. Al ser un problema silencioso y sin síntomas, muchas personas tienen la presión arterial elevada durante años sin saberlo. Existen dos medidas: la presión arterial sistólica (pas) o máxima y la presión arterial diastólica (pad) o mínima. Se considera presión arterial alta (hipertensión) cuando dicha medición máxima es mayor o igual a 140 y/o la mínima.


 

En la gran mayoría de los casos, la HTA no puede curarse, pero sí controlarse con medicamentos. El tratamiento indicado debe continuarse sin interrupciones durante toda la vida y es el médico la persona que hará los ajustes necesarios en el número de pastillas y sus dosis para mantener su presión arterial dentro de los valores recomendados (menos de 140/90 mmhg). Hay otros elementos importantes además de la medicación, que contribuyen a controlar la presión arterial:

 

-Reducir el peso corporal si tiene sobrepeso u obesidad.

 

-Reducir el consumo de alimentos ricos en sal.

 

-No tomar bebidas alcohólicas o reducir la ingesta de alcohol en personas bebedoras.

 

-Realizar actividad física: caminar, trotar, nadar o ir en bicicleta, al menos durante 30 minutos y la mayor cantidad de días de la semana posibles.

 

-Consumir abundante cantidad de frutas y verduras frescas.

 

-Abandonar el hábito de fumar.

COMPARTIR:

Comentarios